“Fabulae”, o el día que entendí el flamenco

Posted on Jul 5, 2014 in Arte, Cultura, Deporte, España, Japon, Música, Personal | 2 comments

Hoy me sorprendo a mí misma al hablaros de un tema como el flamenco. Aunque en realidad, este post es sobre la danza butoh.

Los que me conocéis sabéis que, a pesar de tener un padre sevillano y gran parte de familia andaluza, el flamenco no corre por mis venas. No me ha interesado nunca, ni su baile ni su música.

A los japoneses, que les suele gustar muchísimo el flamenco, les extraña que a mi no me interese para nada. Cuando me preguntan qué tipo de baile me gusta y les digo que el ballet clásico y la danza contemporánea, me sonríen, totalmente desilusionados, y me preguntan porqué no me gusta el flamenco. Lo encuentro un baile con mucha fuerza. Demasiada. Las bailaoras se “pelean” con la música, por decirlo de algún modo. No es delicado, es lo contrario. Puedo ver la belleza en la mayoría de los movimientos del ballet, pero esos movimientos tan fuertes del flamenco no me hacen sentir nada. En el ballet la pasión está controlada, pero en el flamenco desbordada. El flamenco me resulta muy ruidoso y no me gusta la música ni las voces, por eso ver un baile que tiene una música de fondo que me disgusta no se me hace placentero. Para gustos, colores, ¡qué se le va a hacer!

En febrero de este año, fui a ver un espectáculo de danza de la compañía Dance Medium en el que participaba un muy querido amigo mío y además compañero de trabajo, David Taranco. Ryuzo y yo fuimos al espectáculo sin apenas saber de qué se trataba. Salía David, así que eso era lo importante XD. Cuando llegamos y empezó el show me quedé totalmente alucinada y boquiabierta. No “bailaban”, no “actuaban”, era una persona agonizando en el escenario. “¡Qué cosa más rara!”, pensé. Y al mismo tiempo que veía a aquel actor-bailarín sacudiéndose y transformándose en lo que a mi me pareció un pájaro, me cautivaron todos y cada uno de sus movimientos. Me encantó. Esos maquillajes fantasmagóricos, esos bailes exorcistas, ese dominio sobrenatural de cada uno de los músculos del cuerpo y esa sensación de entrar en un mundo que no es ni el nuestro ni el del más allá me dejaron estupefacta. Y entonces fue cuando conocí el mundo del “Butoh”.

El butoh es una danza que nació en Japón en 1959, después de la 2a. Guerra Mundial, como una forma de expresión del dolor y de los temas tabúes de la sociedad de aquellos tiempos, como la homosexualidad. Fue fundado por Hijikata Tatsumi y Ohno Kazuo y en pocos años se ha extendido mundialmente. El maquillaje intenta evocar al mundo de las almas, por lo que se suele pintar el cuerpo de blanco, incluyendo la cara y el pelo. La ropa es mínima y los movimientos muy peculiares. Las expresiones faciales se exageran mucho, explorando la locura. Parece como si los bailarines estuvieran poseídos y los moviese tanto una fuerza interna como otra externa. También se mueven suavemente, como el agua que se mece en el mar o las hojas de los árboles cayendo al suelo. Mueren, nacen, se encuentran, se separan, se transforman y reencarnan…

YouTube es una excelente fuente de conocimientos y he podido ver actuaciones de bailarines de butoh de todo el mundo (esta es una de mis favoritas). Los bailarines tienen que realizar movimientos muy controlados y difíciles, por lo que necesitan una excente forma física para poder usar de ese modo los músculos. Personalmente, me parece que esos movimientos muestran la agonía por sobrevivir, por transformarse, por aferrarse a la vida. Me parecen totalmente innatos en el ser humano, el perfecto reflejo del alma humana. Quizá sea por eso que ya me parecen naturales, en lugar de bizarros, como quizá pudieran pensar muchos.

Hace poco fui a ver una actuación bastante peculiar. Se llamaba “Fabulae” y era una colaboración de flamenco y butoh. Participaba de nuevo David Taranco, como bailarín de butoh, junto a una bailaora japonesa muy famosa, Yuki Onuma, como protagonista.

“Fabulae”, con Yuki Onuma

La obra empezó con un zapateao con una coordinación tal que me dejó sin aliento. Una actuación al nivel del Ballet Nacional de España que me puso la piel de gallina de la cabeza a los pies. Maravilloso. A partir de ese alegre comienzo, las sombras se acecharon sobre la protagonista, cuyo antagonista, David, le recordaba el lado oscuro de la vida con sus movimientos butonianos.

David Taranco

A medida que la historia avanzaba y el flamenco y el butoh iban intercalándose, interactuando y fusionándose, me di cuenta de que el flamenco y el butoh no difieren tanto en cuanto al alma de sus movimientos. Me di cuenta de que el flamenco también intenta mostrar la agonía, el dolor, la transformación, la felicidad, la vida, la fuerza. Tan solo que de una forma más escandalosa que el butoh. Entendí el porqué de esos movimientos tan bruscos, esas patadas, esas caras de sufrimiento, esa fuerza descontrolada, esos cantes que son gritos y no dicen nada.

Me quedé totalmente petrificada cuando me di cuenta de que, por primera vez en mi vida, entendía el flamenco. Y había tenido que ser de la mano del butoh… ¡qué gran ironía! …no pude evitar que varias lágrimas rodaran por mis mejillas…

Os parecerá tonto, porque es de lógica que el flamenco o cualquier tipo de baile expresa los sentimientos, pero yo no entendía las maneras. Me sobraba tanto ruido y tanta fuerza. A pesar de que sigo siendo una no-fan del flamenco, ahora, como mínimo, lo comprendo.

Lo raro es que a pesar de que el butoh es todavía más “rudo” que el flamenco, me encanta. No sé porqué, pero quizá sea porque veo mucho de ballet en él. Ese dominio de los músculos y las posturas tan difíciles que se adoptan me parecen interesantísimas. La coordinación, el flujo de movimientos, el dejarse llevar, el mundo entre mundos que se crea… ¡es fantástico! Seguro que incluso a vosotros os sorprende que me guste tanto, yo, que siempre voy envuelta de Hello Kitty, corazones, estrellas, arcoiris y unicornios, soy fan del butoh. Y con orgullo… ^___^ ¡¡¡ja, ja, ja!!!

El resto de la actuación “Fabulae” fue tremenda. Me encantó la parte en la que “torean” sus propios sentimientos.

Una de las partes que más me gustó de la actuación.

Y, no es porque sea amigo mío, pero David hizo una actuación magnífica. Me parecía imposible que pudiera moverse de ese modo. Algunos de sus pasos parecían totalmente imposibles de realizar. ¡Qué gran control y equilibrio!, ¡Qué gran bailarín!

¡Exclente actuación!

El resto de bailarines también lo hizo genial, y la actuación de Yuki Onuma me pareció magnífica. En todo momento llevó al público donde ella quiso, abriéndonos su corazón y envolviéndonos de su alegría y sus miedos, su valentía y su lucha.

No sé cuán lejos va a llegar esta actuación de Fabulae, pero a mí me parece que deberían actuar fuera de Japón y mostrarla al mundo. Si tenéis oportunidad de verla, os la recomiendo totalmente. Y si por casualidad tenéis oportunidad de ver un espectáculo de butoh aprovechad, estoy segura de que os sorprenderá. ^____^

¡Hasta pronto!

 

Las fotos son cortesía de “Fabulae”©.

Read More

Adrián Valencia. Adrián Valencia… ¡¡¡ADRIÁN VALENCIA!!! ¡¡¡AAAAAAAAaaaaaaaaaaaaaahhhh!!!

Posted on Jun 21, 2014 in Arte, Diseño, Ilustración, Japon, Personal, Tokyo | 4 comments

A quien a partir de ahora me diga que la magia no existe, le diré que está muy, muy, muy equivocado…

 

Para poneros en situación y que podáis entenerme mejor, os cuento un poco. Adrián Valencia es uno de mis top 3 ilustradores favoritos. No hay vuelta de hoja. Sus dibujos son I N C R E Í B L E S  y  E S P E C T A C U L A R E S. Tienen alma y están vivos. Son dulces y monísimos, divertidos y elegantes, super estilosos y frescos. Es imposible verlos y no enamorarse de ellos. Tienen el factor X…

Link al blog de Adrián Valencia. © Copyright Adrian Valencia. 2000-2012. All rights reserved. Digital or printed reproduction without the express written permission is strictly prohibited.

Adrián Valencia nació en Argentina, pero vive y trabaja en Londres desde hace más de 10 años. Estudió diseño gráfico y decidió hacerse ilustrador. Desde el año 2000 trabaja como ilustrador para varios países y hace de este mundo un mundo mejor con sus preciosas y adorables ilustraciones.

Descubrí sus dibujos hace unos 3 años, cuando buscaba en internet fuentes de inspiración. Intenté imitarle, pero fue imposible, además de que me pareció una falta de respeto, je, je, je… Así que empecé a guardar los links de las ilustraciones que iba encontrando. También, en más de una ocasión, me sirvieron como inspiración para peinarme, ya que las chicas que dibuja tienen un pelo totalmente irresistible. Muchos de sus dibujos fueron amores a primera vista, así que de inmediato se colocó en el pódium de mi más profunda admiración.

Esta imagen es un link al blog de Adrián. © Copyright Adrian Valencia. All rights reserved.

 

“She had something now to carry around with her all the time. She was aware of a shine on herself, on her body, on her voice and all her doings.” page 255 from Runaway by Alice Munro.

© Copyright Adrian Valencia. All rights reserved. Digital or printed reproduction without the express written permission is strictly prohibited.

 

Dicho esto, empiezo con la historia.

El pasado domingo 1 de junio me levanté tarde y desayuné tarde. Todavía en pijama, llevé los platos del desayuno al fregadero y a continuación hice algo que no hago nunca. Como si una voz en mi cabeza me dijera que TENÍA que ver algo, entré en mi Facebook, un domingo por la mañana.

Entré y encontré una publicación de Adrián Valencia diciendo que ese mismo día iba a estar un rato en una cafetería en Tokyo, por si alguien quería pasarse por allí. Se me cortó la respiración, me saltó el estómago y los ojos se me abrieron como platos…

Hace tiempo que le acoso ;) sigo en Facebook, Tumblr y otras redes sociales, así que ya sabía que estaba en Japón esos días. De hecho, hasta le envié un mensaje ofreciéndome como guía turística voluntaria, XDD

Pero lo que nunca, nunca, nunca hubiera podido llegar a imaginar es que realmente iba a poder encontrarme con él en Tokyo.

Cuando vi el mensaje, los niveles de adrenalina me llegaban al techo, así que salté a la ducha, me coloqué un vestido de Liberty Prints hecho por mi misma, me puse un poco de antiojeras, pillé mi Moleskine por si había oportunidad de pedirle un autógrafo y salí corrieeeeeeeendo camino a Shibuya. Mientras me vestía contesté a su publicación diciendo que iba. La compartí y empecé a llamar por teléfono a varios amigos. Le dejé un mensaje en el contestador a una amiga mientras me lavaba los dientes, quien me llamó asustada porque no entendía una palabra de lo que le decía y se pensaba que me pasaba algo XDDD. Ya en el tren envié emails y avisé por Line, pero la escasa antelación hizo que ninguno de mis amigos pudiera venir.

Bajé del tren en Shibuya y me dirigí a la cafetería, que, casualmente, suelo frecuentar. El corazón me iba a 1000 por hora. No podía creer que iba a conocer a alguien a quien admiro tanto. Ups, espera, ¿cómo iba a reconocerle? Gracias a la tecnología que ahora cabe en la palma de una mano, busqué fotos suyas en internet. No encontré muchas, pero las suficientes para plantarme delante de él y preguntarle, muerta de vergüenza, si era Adrián Valencia.

Este es Adrián ^_________^

http://www.novelicious.com/2012/12/novelicious-chats-to-book-cover-illustrator-adrian-valencia.html

No puedo describir con palabras lo G E N I A L que fue conversar y reír con él. Mi teoría se re-confirma: la gente que dibuja tan bien son personas M A R A V I L L O S A S.

Hablamos de ositos y pasteles, de ciudades y museos, de acuarelas y de técnicas de dibujo. De mil y una cosas. De dos mil y una cosas… Con la borrachera de la risa, el sol radiante y un café con hielo, finalmente me atreví a pedirle si me podía firmar un autógrafo. Saqué mi Moleskine del bolso y me dijo que por supuesto. Pero entonces se puso a mirar los dibujos que yo había hecho en el cuaderno… Dios, ¡qué vergüenza!. Pero fue superdivertido… me psicoanalizó a través de cada página (acertando de pleno… XDDD) y me hizo las críticas más constructivas, sinceras y útiles que he recibido en mi vida. Me dio muchos consejos para dibujar, para preparar mi portfolio, para dejarme llevar sin preocuparme de “dibujar bien”. Y además, le gustaron algunos de mis dibujos ^________________________________________________________^.

Después de hablar un rato más, entonces me dijo que me iba a dibujar. (*O_O*)

Se paró el mundo. Y el resto del Universo.

Que uno de vuestros ilustradores favoritos os diga que os va a dibujar es mucho más que un sueño imposible hecho realidad. Es un milagro. Un regalo del cielo. La prueba de que la magia existe.

Cuando me lo enseñó tuve que hacer un sobreesfuerzo por contener las lágrimas de felicidad que se me atascaron en la garganta y me dejaron sin voz… Es más que precioso…

Todavía no puedo creérlo… ^_____________________________^ © Copyright Adrian Valencia. All rights reserved. Digital or printed reproduction without the express written permission is strictly prohibited.

Con semejante experiencia, sus consejos, trucos, secretos y críticas tengo los niveles de energía por las nubes, así que ahora no hay quien me despegue del lápiz.

Y quizá esto haya sido el factor clave para que de una vez por todas empiece a dibujar sin miedo. Si lo logro, ya sabemos a quien habrá que darle las gracias ^______________^.

Gracias, Adrián, por regalarme uno de los mejores días de mi vida. ^_____________________________________________________________________________________________^

La felicidad hecha dibujo ^_____^

 

Para conocer más las obras de Adrián Valencia os dejo aquí sus redes sociales, si le seguís en alguna os aseguro que el ver sus dibujos os alegrará el día :

Website

Facebook

Twitter

Pinterest

Tumblr

Instagram

Tienda online

 

¡Que disfrutéis de sus dibujos! ^________________^

Imágenes:

© Copyright Adrian Valencia. 2000-2012. All rights reserved. Digital or printed reproduction without the express written permission is strictly prohibited.

 

Read More

Ya no hace falta seguir susurrando… ^v^

Posted on Jun 20, 2014 in Arte, Diseño, Ilustración, Japon, NHK, Personajes, Personal, Publicidad, Tokyo, Trabajo | 6 comments

A veces siento que debo susurrar para no despertar del sueño en el que estoy viviendo… Pero ya no hace falta seguir susurrando… el sueño se ha convertido en realidad y puedo alzar la voz ^_______________^

En marzo de este año dejé de trabajar como profesora de Arte en la escuela japonesa (al principio me dolió, y mucho…) pero unos días después firmé un contrato de trabajo que nunca creí poder llegar a conseguir: un contrato de Ilustradora con NHK World. ¡¡¡Yeaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!!!

Sí, ahora no solo soy locutora y reportera de NHK, también soy ilustradora ^_________________^. Si todavía no habéis visto la nueva página web con mis dibujos, ¡¡¡aquí la tenéis!!! ^____^ También podréis ir encontrando dibujos en las entradas del blog del Buzón de Radio Japón. Además, ¡¡¡también estamos grabando vídeos muy divertidos!!! ^_________^

¿Os gusta la versión chibi de David Taranco y yo? Hice varios diseños de personajes y mis jefas eligieron esta ^___^

 

Me ha gustado dibujar desde siempre, pero nunca pensé que podría dedicarme profesionalmente a ello. Las comparaciones son odiosas, y, durante toda mi vida, no he podido evitar compararme con los dioses de este mundo (Masakazu Katsura, Wataru Yoshizumi, Pilarín Bayés, Adrián Valencia (a quien le debo un post ^___^), Mary Blair, Jeffrey Fulvimari, AriArtna (a quien le debo una entrevista entre varias cosas más…^___^), Nanzy Zhang…) así que me parecía que mis dibujos no valían nada… (T_T). Todavía pienso que no dibujo bien, pero tras años practicando y practicando sin cesar, es cierto que he mejorado mucho. Hay gente que tiene un don,pero los que no lo tenemos podemos mejorar. ¡¡¡Os lo aseguro!!!

Lo que ocurrió en mi caso es que a mis jefas les hacían gracia los monigotes que dibujaba en las notas que les dejaba en sus mesas, así que, cuando decidieron llevar a cabo el proyecto de la nueva web, me pidieron que realizara las ilustraciones ^___________________________^ No os podéis imaginar la alegría que me dio… Sé que hay 3000 millones de personas que dibujan mejor que yo y que podrían haber hecho esos dibujos mucho más bonitos, pero, por suerte o por casualidad, esta vez han sido los míos los elegidos. Y la enorme felicidad que siento por ello me ha hecho querer superarme de nuevo y no perder la esperanza de poder mejorar todavía más, hasta que llegue el día en el que me sienta orgullosa de mis propios dibujos.

Lo que quiero comunicaros con este post es que nunca dejéis de soñar ni de perseguir vuestros sueños. A veces las puertas se abren cuando uno menos se lo espera.

Mis padres nunca me apoyaron para dedicarme al mundo del arte, al contrario, siempre intentaron persuadirme con ideas muy negativas. Ni clases de dibujo, ni de pintura, ni de manualidades, ni de ballet, ni de música. Para ellos eso era una pérdida de tiempo. Crecí soñando con algún día dibujar, pintar, practicar ballet y tocar la guitarra eléctrica. No los critico, cada uno tiene su forma de ver la vida. Pero esta es la mía. Por eso ahora dibujo, pinto, practico ballet y la guitarra es mi asignatura pendiente.

No busquéis excusas, si os apasiona algo, hacedlo. Si deseáis algo de verdad, no dejéis de hacer todo lo posible para poder conseguirlo. Y lo conseguiréis… creedme… Poned vuestro corazón en todo lo que hagáis, y todo será posible.

¡¡¡Un mega abrazo!!!

Esther

P.D. Por cierto, ¿sabíais que tengo algunas postales en Etsy? Esta es mi tienda online ^_____^ .

 

“Thinking too much”, marker on croquis paper. La vida es simple, pero ella se la complica. Siempre se le ocurren opciones alternativas por si el plan principal fracasa. Intenta arreglar las cosas antes de que fallen. Por eso piensa demasiado. Porque pierde tiempo pensando en los problemas que todavía no existen, o nunca llegarán a existir. Piensa tanto que sus pensamientos cobran vida… Si tan sólo empezase a pensar al revés… ¡cuántas cosas cambiarían!

 

 

Read More

CafeCat marshmallows, o los pequeños grandes placeres de la vida =^. .^=

Posted on Feb 16, 2014 in Alimentación, Arte, Cafeterías, Eat it in Japan, Japon, Personal | 6 comments

“Kawaii” es una palabra que constantemente se escucha en Japón. Significa más que bonito, es algo así como adorable, cuco, mono, caprichoso… Cuando vemos alguna cosa que es kawaii se nos despierta algo en el corazón que nos hace gritar: “kawaii!!!”, “¡qué monada!”. A veces puede llegar a ser cansino, pero es que no se puede evitar, je, je, je… ¿Cómo puede llegar Japón a producir auténticas monerías de tantos tipos?

Muchos ya sabéis de mi adicción a los capuccinos, especialmente a los decorados con latte art, esos dibujitos tan monos que se hacen en la superficie del café. Pues bien, hace un tiempo me tropecé con una foto monísima en tumblr, de un capuccino con un tipo de latte art en 3D, de un gatito precioso. Era la primera vez que veía algo así, con volumen.

3D latte art

Desde que encontré esa foto, me puse a buscar cafeterías donde hicieran estos capuccinos con decoración en 3D. Todavía no he podido ir a ninguna de ellas ya que me quedan bastante lejos de casa y no me ha surgido la oportunidad de ir a darme el viaje solo para tomarme el café.

En mi búsqueda de los capuccinos kawaii en 3D me tropecé con una tienda en Nagano, concretamente en la ciudad de Iiyama (a unos 220km de Tokyo), donde elaboran artesanalmente marshmallows (malvaviscos, nubes o esponjitas, aunque seguro que en vuestros países o regiones existen más nombres todavía, yo solo conozco estos). Esta tienda se llama “Marshmallow Shop Yawahada” マシュマロ専門店やわはだ ,  esta es su página web y este es su Facebook.

“Marshmallow Shop Yawahada” elabora artesanalmente varios tipos de marshmallows, pero se han hecho increíblemente famosos por sus nubes en forma de gatito, con un diseño especial para meter en tu bebida favorita. Así como algunas imitaciones se hunden y no flotan en la superficie más que unos segundos, estas permanecen asomando en tu bebida varios minutos, hasta que se derriten si la bebida está muy caliente. Los gatitos parecen estar tomando un baño dentro de la taza. Son realmente kawaii!!! Tanto que no pude resistirme y compré una de estas cajas con el set Cafe Cat&Paw, que consiste en dos gatitos y 4 pezuñitas.

El set Cafe Cat & Paw con 2 gatitos y 4 pezuñitas vale 800 yenes. No es precisamente barato, pero recordemos que es un producto totalmente artesano elaborado a mano y estos marshmallows no contienen químicos, ni colorantes artificiales ni conservantes.

Las pezuñitas son preciosas… Las marrones tienen colorante natural de café y cacao. Las almohadillas rosas tienen fresa y frambuesa. Son súper esponjosiiiiiiiitas… ^________^

En la página web de la tienda se pueden comprar estos marshmallows, otros diferentes y chocolates artesanos, pero solamente dentro de Japón. Si venís de vacaciones a Japón y avisáis con 2 semanas de antelación antes de venir, las podéis comprar online y os las pueden enviar al hotel. No hacen envíos internacionales debido a que es un producto fresco con una fecha de caducidad bastante temprana (2 o 3 semanas) y bastante sensible al calor. De todos modos, están estudiando la manera de poder  realizarlos, así que no hay que perder la esperanza ^___^.

Este fin de semana nos hemos dado el capricho de hacernos un cacao caliente y ponerle uno de estos gatitos. Por supuesto, antes de tomárnoslo le hemos hecho varias fotos.

El gatito dándose un baño en chocolate caliente ^____^

 

Detalle del gatito. ¿¡Quién puede resistirse a una cosa taaan mona!? ^___^ Solo con verlo te alegra el día, je, je, je…

 

Sentarse a leer tranquilamente tomando un cacao caliente es uno de los mejores placeres de la vida. Y si encima el cacao tiene un marshmallow de gatito, ¡¡¡el placer se mulplica por 100!!! ^____^

Yo soy una persona bastante tranquila y lo que más disfruto es la compañía de las personas a las que más quiero, además de viajar, pintar y leer. Este fin de semana ha sido realmente especial, disfrutando de la nieve, de hacer fotos con Ryuzo y de tomarnos nuestros cacaos con gatitos, je, je, je…

No sé si en vuestros países es también popular el latte art o si también se venden marshmallows con formas kawaii. A ver si me explicáis sobre ello. Un abrazo y feliz semana (^____^)

 

Read More

“Planet of the cats”, by Itou Takashi

Posted on Jan 26, 2014 in Arte, Cultura, Japon, Museos, Terremoto y tsunami, Tokyo | 2 comments

Tras el  desastre que desencadenó el tsunami en la central nuclear de Fukushima, los problemas de radiación han ido aumentando y disminuyendo durante estos casi 3 años transcurridos desde ese terrible 11 de marzo.

A pesar de que el gobierno actuó con rapidez y se dieron soluciones inmediatas a muchos asuntos, como arreglar las carreteras, proveer techo a las personas que se habían quedado sin casa y evitar que la central nuclear saltara por los aires, hay muchas cosas sin resolver, problemas derivados y preguntas sin respuestas.

El pueblo japonés se caracteriza por su alma pacífica, su paciencia e interiorización de sus sentimientos. Debido a este tipo de naturaleza, las protestas públicas por las situaciones vividas hasta ahora han sido bien pocas. Los japoneses prefieren escribir cartas a Tepco (la compañía eléctrica al mando de las centrales nucleares) o comentar anónimante en foros, twitter y otros lugares de la red. Siempre hay excepciones, claro, y en este caso, me parecen buenas. Protestar por lo que no es justo, por lo que es malo, por lo que hay que mejorar, me parece una acción muy positiva.

Read More