Yakushima. Un enorme sueño hecho realidad…

Posted on Dec 31, 2014 in Deporte, Hiking, Japon, Personal, Turismo | 11 comments

¡Hola a todos!, ¿qué tal van las vacaciones de Navidad? ^_______^

Como último post del año quiero hablaros del increíble viaje que hice en septiembre a Yakushima, una isla al sur de Japón que pertenece a la prefectura de Kagoshima. Es la isla que sirve de escenario a la película de la Princesa Mononoke, del estudio Ghibli. Si no habéis visto esta película, os la recomiendo fervientemente. ¡Es una de mis favoritas!

Cuando vivía en Barcelona, solía ir los domingos por la mañana al Mercat de San Antoni, con mi amiga Cristina, para comprar manga. Uno de esos domingos me acerqué a un puesto que vendía calendarios de bolsillo. Compré varios. De gatitos, para mi madre y mi hermana y uno con un paisaje, para mí. Era un río de aguas cristalinas, rodeado de piedras y árboles cubiertos de musgo. La vegetación era tan densa que la luz se veía verde. Todo el paisaje era verde. Un verde vivo y fresco. La imagen me cautivó completamente. Al darle la vuelta al calendario vi dónde estaba sacada la foto: “Yakushima, Japón”. En ese momento me prometí a mí misma que algún día iría a ese lugar. Era el año 1994, y aún conservo el calendario.

Pues bien, 20 años después, pude cumplir mi sueño visitando ese lugar.

IMG_8567

Aunque antes de vivir en Japón ya vine de vacaciones varias veces, visitar Yakushima no es tan fácil. Además de que para llegar es necesario subirse a dos aviones (o a un avión y a un barco), está limitado el número mensual de turistas que la visitan. Yakushima fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco y Patrimonio Natural de la Humanidad, por eso se protege con todas las medidas posibles.

El segundo motivo por el que no la había visitado aún es porque en esa isla lo único que se puede hacer son algunas actividades acuáticas o senderismo. Eso no es ni mucho menos un punto negativo, al contrario. Lo que ocurre es que mi condición física no estaba a la altura del nivel de hiking requerido para andar por los bosques y montañas de la isla. Porque para poder disfrutar de sus paisajes no hay otra que adentrarse en sus montañas, ya que toda la isla es montañosa.

DSCN5264

Así que, tras 3 años preparando el viaje muy en serio, informándome de las condiciones climáticas, de la naturaleza, de las rutas, puntos de interés, etc. y entrenándome para poder caminar durante horas y horas, Ryuzo y yo nos fuimos a Yakushima. Yeaaah!!!

El viaje en sí no es caro, para lo que supone viajar en Japón. En realidad, nos salió más caro comprar el equipo de hiking que el viaje en sí (avión + hotel). Aunque yo he practicado senderismo algunas veces, no tenía ningún equipo específico. En el caso de Yakushima, debido a su terreno y a sus condiciones climáticas, hay varios elementos imprescindibles sin los cuales es imposible realizar sus rutas. Por ejemplo, botas de hiking, chaqueta y pantalón impermeables, luz frontal… Y como además yo soy novata practicando senderismo de ese nivel, necesité equipo de soporte para poder cumplir con mis objetivos. En mi caso llevé bastones de senderismo y mallas o leggings de soporte. De todos modos, incluso las personas acostumbradas al senderismo dicen que algunas de las rutas de Yakushima son duras por ser muy largas.

Y es que, para colmo, yo me propuse realizar dos rutas seguidas. Una es la ruta de Shiratani Unsuikio, el bosque de musgo de la Princesa Mononoke.

* Shiratani Unsuikyo:
Longitud: 4.2 km
Altitud max.: 1050 m
Tiempo estimado: 5 h
Dificultad: Baja a media.

La otra es la ruta de Jomon sugi, la ruta que lleva hasta el cedro Jomon, el árbol más antiguo de Japón, con unos 3000-7000 años de antigüedad.

* Jomon sugi:
Longitud: 22 km
Altitud max.: 1300 m
Tiempo estimado: 10 h
Dificultad: Baja, media y alta.

La ruta de Shiratani Unsuikyo es preciosa. Imaginad un bosque de cedros cubierto de musgo, con un río que lo atraviesa y ciervos y monos paseando por doquier… Se escuchaban pájaros junto al murmullo del agua y otras criaturas inidentificables. Una paz absoluta nos invadió caminando por esos bosques. O más bien debería decir trepando, ya que el terreno es totalmente rocoso y hay que caminar sobre enormes piedras y gigantescas raíces de árboles. Esa luz verde, sobre el musgo es de las cosas más hermosas que he visto en mi vida.IMG_8548

Caminar junto a los ciervos y a los monos, sin que se asustaran, es indescriptible. En Yakushima está prohibido cazar animales y talar árboles, así que ellos no ven al ser humano como ninguna amenaza. Fue maravilloso tenerles tan cerca y poder ver su mirada tan serena y pura…

IMG_8453

IMG_8444

Al finalizar la ruta seguimos caminando para conectar con la ruta de Jomon sugui, lo que en los carteles se indicaba como 90 minutos, pero que a nosotros nos costó 2 horas. Ese tramo es realmente precioso con una naturaleza impresionante. Hay árboles enormes, con raíces casi tan grandes como su tronco, que se extienden metros y metros. Otros tenían formas tan extrañas que parecían seres de otro mundo…

IMG_8571

Finalmente llegamos a la ruta de Jomon sugui. Esta ruta tiene una parte muy fácil, ya que una gran parte del recorrido se realiza caminando sobre las antiguas vías para las vagonetas que transportaban los árboles que se talaban en la montaña. Hoy en día sólo se usan en caso de emergencia para transportar a algún herido grave o algún árbol caído que impide el paso.

DSCN5384

Una vez se termina el recorrido por las vías caminar se vuelve una tarea nada fácil. De nuevo hay que caminar sobre enormes piedas cubiertas de musgo, sortear raíces de árboles imposibles y cruzar varios ríos y riachuelos. Lo peor era que con cada paso había que mantener el equilibrio. Que un pie mal posicionado o un resbalón te aseguraba una caía en las rocas, con todas sus posibles consecuencias. No era una caída de vida o muerte, pero sí que te podías lastimar mucho o incluso romperte algún hueso… A todo eso hay que añadir que en Yakushima llueve cada día, no constantemente, pero sí durante varias horas y varias veces. Fue muy duro, no os voy a engañar. Hubo momentos en los que quise tirar la toalla, pero me encontraba en un punto en el que no podía retroceder tampoco, porque el camino de vuelta era todavía más largo que el de ida. Sólo podía avanzar, era la única opción. En momentos así, siempre escucho en mi cabeza la voz de Dory, cantando “sigue nadando, sigue nadando”. Me paré a contemplar el alrededor. Me pareció que las hojas de los árboles me empujaron y me ayudaron a seguir andando, porque uno de los sueños de mi vida era visitar ese lugar, y el miedo a caerme no iba a impedirme disfrutar de tal maravilloso tesoro de la naturaleza.

IMG_8626

Al cabo de un ratito llegamos a uno de los puntos que más ansiaba alcanzar: el tocón de Wilson. El tocón de Wilson es el gigantesco tocón de un árbol hueco, con 13.8 m de circunferencia. Al entrar dentro y mirar hacia arriba, desde el punto adecuado, se ve la parte superior con forma de corazón. Además de ser precioso, es un punto de energía muy muy especial.

IMG_8581

El camino desde el tocón de Wilson hasta llegar al Jomon sugui es el más duro. Además de por la enorme cantidad de horas que ya llevas caminando, por la dificultad del terreno. Para poder caminar más fácilmente se han construído unas escaleras de madera sin barandillas. Pero los peldaños son muy estrechos y la distancia entre ellos enorme. Así que, los tramos de subida todavía los pude hacer bien, pero los de bajada me parecían un suicidio. Si se te iba el pie y te caías podías hacerte muchísimo daño… Así que esos kilómetros los hice tan lenta que se nos hizo de noche.

La luz de la luna se filtraba entre las ramas de los árboles. Nosotros llevábamos unas luces frontales para alumbrar el camino inmediato ante nosotros. Pero a parte de eso, no se veía nada más. Escucharse, se escuchaban muchas cosas. Tenía miedo de perdernos, porque el camino allí no es camino. Hay que saltar por encima de piedras y árboles de un modo que parece inhumano. Tenía miedo de salirnos de la ruta y perdernos en el bosque. Pero no tenía pánico. De algún modo estaba segura de que nada malo iba a ocurrirnos. Varias horas después llegamos al Jomon sugi. No podía creer que estábamos frente a él. Quería abrazarlo. Pero no eran momentos de ponernos a hacer fotos ni nada de eso con semejante oscuridad y semejantes ruidos. Así que entramos en la cabaña que hay a unos 10 o 15 minutos del cedro Jomon para pasar allí la noche. Fuimos los últimos en llegar, otros excursionistas ya estaban durmiendo cuando llegamos. Comimos algo y nos metimos en nuestros sacos de dormir. Esa noche pasó un tifón por Yakushima y la tormenta en el bosque fue espectacular, con truenos, relámpagos y lluvia a cántaros.

A la mañana siguiente nos despertamos todos muy temprano. Para mí es muy raro dormir en sacos de dormir junto a gente que no conozco de nada, pero el ambiente era muy tranquilo, todo el mundo estaba muy cansado por el enorme esfuerzo del día anterior pero con una sonrisa enorme de oreja a oreja por haberlo conseguido. Todos preparaban sus desayunos y charlaban animadamente. Era la primera vez que yo pasaba la noche en una cabaña. Era la primera vez que practicaba senderismo “de verdad”. Nos quedamos los últimos y disfrutamos de los alrededores en solitario.

IMG_8594

Emprendimos el camino de vuelta y pasamos de nuevo junto al majestuoso cedro Jomon. Esta vez sí, nos paramos y tomamos fotos. El árbol solo puede admirarse desde unas plataformas de madera que lo rodean, para que la gente no pise sus raíces y no lo dañe. Era totalmente imposible abrazarle sin romper las normas del lugar, así que no lo hice. Pero me llevé de recuerdo una de las hojas que cayeron sobre mí. Es el punto más recóndito de la isla, y para llegar allí no es nada fácil, pero os juro que vale la pena. Tener frente a ti un árbol de semejante edad te hace pensar muchas cosas. Te renueva el espíritu. Es más que maravilloso…

IMG_8604

El camino de vuelta me resultó no más fácil que el de ida, de hecho, algunos tramos son todavía más difíciles. Además, yo soy de las que se me da mejor subir que bajar, como a los gatos… Pero lo hicimos en menos tiempo que el de ida, debido a la experiencia adquirida trepando sobre las rocas.

El resto de días que pasamos en Yakushima fueron maravillosos. Visitamos cascadas, faros, museos, tiendas de productos artesanos de madera y cerámica, fuimos a nadar con tubo de buceo y vimos cientos de peces tropicales… La gente era maravillosa, la comida exquisita y los paisajes magnificos.

Yakushima me dio algo que no tenía: valor y confianza en mis habilidades físicas. Además me devolvió la fe en varios aspectos de la vida. Me demostró la energía y la fuerza de la naturaleza y me hizo sentir inmensamente feliz al ver sus bellísimos paisajes. A cambio yo le entregué un pedazo de mi corazón y la promesa de volver algún día, pero esta vez sin esperar 20 años ;)

IMG_8822

Read More

Adrián Valencia. Adrián Valencia… ¡¡¡ADRIÁN VALENCIA!!! ¡¡¡AAAAAAAAaaaaaaaaaaaaaahhhh!!!

Posted on Jun 21, 2014 in Arte, Diseño, Ilustración, Japon, Personal, Tokyo | 5 comments

A quien a partir de ahora me diga que la magia no existe, le diré que está muy, muy, muy equivocado…

 

Para poneros en situación y que podáis entenerme mejor, os cuento un poco. Adrián Valencia es uno de mis top 3 ilustradores favoritos. No hay vuelta de hoja. Sus dibujos son I N C R E Í B L E S  y  E S P E C T A C U L A R E S. Tienen alma y están vivos. Son dulces y monísimos, divertidos y elegantes, super estilosos y frescos. Es imposible verlos y no enamorarse de ellos. Tienen el factor X…

Link al blog de Adrián Valencia. © Copyright Adrian Valencia. 2000-2012. All rights reserved. Digital or printed reproduction without the express written permission is strictly prohibited.

Adrián Valencia nació en Argentina, pero vive y trabaja en Londres desde hace más de 10 años. Estudió diseño gráfico y decidió hacerse ilustrador. Desde el año 2000 trabaja como ilustrador para varios países y hace de este mundo un mundo mejor con sus preciosas y adorables ilustraciones.

Descubrí sus dibujos hace unos 3 años, cuando buscaba en internet fuentes de inspiración. Intenté imitarle, pero fue imposible, además de que me pareció una falta de respeto, je, je, je… Así que empecé a guardar los links de las ilustraciones que iba encontrando. También, en más de una ocasión, me sirvieron como inspiración para peinarme, ya que las chicas que dibuja tienen un pelo totalmente irresistible. Muchos de sus dibujos fueron amores a primera vista, así que de inmediato se colocó en el pódium de mi más profunda admiración.

Esta imagen es un link al blog de Adrián. © Copyright Adrian Valencia. All rights reserved.

 

“She had something now to carry around with her all the time. She was aware of a shine on herself, on her body, on her voice and all her doings.” page 255 from Runaway by Alice Munro.

© Copyright Adrian Valencia. All rights reserved. Digital or printed reproduction without the express written permission is strictly prohibited.

 

Dicho esto, empiezo con la historia.

El pasado domingo 1 de junio me levanté tarde y desayuné tarde. Todavía en pijama, llevé los platos del desayuno al fregadero y a continuación hice algo que no hago nunca. Como si una voz en mi cabeza me dijera que TENÍA que ver algo, entré en mi Facebook, un domingo por la mañana.

Entré y encontré una publicación de Adrián Valencia diciendo que ese mismo día iba a estar un rato en una cafetería en Tokyo, por si alguien quería pasarse por allí. Se me cortó la respiración, me saltó el estómago y los ojos se me abrieron como platos…

Hace tiempo que le acoso ;) sigo en Facebook, Tumblr y otras redes sociales, así que ya sabía que estaba en Japón esos días. De hecho, hasta le envié un mensaje ofreciéndome como guía turística voluntaria, XDD

Pero lo que nunca, nunca, nunca hubiera podido llegar a imaginar es que realmente iba a poder encontrarme con él en Tokyo.

Cuando vi el mensaje, los niveles de adrenalina me llegaban al techo, así que salté a la ducha, me coloqué un vestido de Liberty Prints hecho por mi misma, me puse un poco de antiojeras, pillé mi Moleskine por si había oportunidad de pedirle un autógrafo y salí corrieeeeeeeendo camino a Shibuya. Mientras me vestía contesté a su publicación diciendo que iba. La compartí y empecé a llamar por teléfono a varios amigos. Le dejé un mensaje en el contestador a una amiga mientras me lavaba los dientes, quien me llamó asustada porque no entendía una palabra de lo que le decía y se pensaba que me pasaba algo XDDD. Ya en el tren envié emails y avisé por Line, pero la escasa antelación hizo que ninguno de mis amigos pudiera venir.

Bajé del tren en Shibuya y me dirigí a la cafetería, que, casualmente, suelo frecuentar. El corazón me iba a 1000 por hora. No podía creer que iba a conocer a alguien a quien admiro tanto. Ups, espera, ¿cómo iba a reconocerle? Gracias a la tecnología que ahora cabe en la palma de una mano, busqué fotos suyas en internet. No encontré muchas, pero las suficientes para plantarme delante de él y preguntarle, muerta de vergüenza, si era Adrián Valencia.

Este es Adrián ^_________^

http://www.novelicious.com/2012/12/novelicious-chats-to-book-cover-illustrator-adrian-valencia.html

No puedo describir con palabras lo G E N I A L que fue conversar y reír con él. Mi teoría se re-confirma: la gente que dibuja tan bien son personas M A R A V I L L O S A S.

Hablamos de ositos y pasteles, de ciudades y museos, de acuarelas y de técnicas de dibujo. De mil y una cosas. De dos mil y una cosas… Con la borrachera de la risa, el sol radiante y un café con hielo, finalmente me atreví a pedirle si me podía firmar un autógrafo. Saqué mi Moleskine del bolso y me dijo que por supuesto. Pero entonces se puso a mirar los dibujos que yo había hecho en el cuaderno… Dios, ¡qué vergüenza!. Pero fue superdivertido… me psicoanalizó a través de cada página (acertando de pleno… XDDD) y me hizo las críticas más constructivas, sinceras y útiles que he recibido en mi vida. Me dio muchos consejos para dibujar, para preparar mi portfolio, para dejarme llevar sin preocuparme de “dibujar bien”. Y además, le gustaron algunos de mis dibujos ^________________________________________________________^.

Después de hablar un rato más, entonces me dijo que me iba a dibujar. (*O_O*)

Se paró el mundo. Y el resto del Universo.

Que uno de vuestros ilustradores favoritos os diga que os va a dibujar es mucho más que un sueño imposible hecho realidad. Es un milagro. Un regalo del cielo. La prueba de que la magia existe.

Cuando me lo enseñó tuve que hacer un sobreesfuerzo por contener las lágrimas de felicidad que se me atascaron en la garganta y me dejaron sin voz… Es más que precioso…

Todavía no puedo creérlo… ^_____________________________^ © Copyright Adrian Valencia. All rights reserved. Digital or printed reproduction without the express written permission is strictly prohibited.

Con semejante experiencia, sus consejos, trucos, secretos y críticas tengo los niveles de energía por las nubes, así que ahora no hay quien me despegue del lápiz.

Y quizá esto haya sido el factor clave para que de una vez por todas empiece a dibujar sin miedo. Si lo logro, ya sabemos a quien habrá que darle las gracias ^______________^.

Gracias, Adrián, por regalarme uno de los mejores días de mi vida. ^_____________________________________________________________________________________________^

La felicidad hecha dibujo ^_____^

 

Para conocer más las obras de Adrián Valencia os dejo aquí sus redes sociales, si le seguís en alguna os aseguro que el ver sus dibujos os alegrará el día :

Website

Facebook

Twitter

Pinterest

Tumblr

Instagram

Tienda online

 

¡Que disfrutéis de sus dibujos! ^________________^

Imágenes:

© Copyright Adrian Valencia. 2000-2012. All rights reserved. Digital or printed reproduction without the express written permission is strictly prohibited.

 

Read More

Ya no hace falta seguir susurrando… ^v^

Posted on Jun 20, 2014 in Arte, Diseño, Ilustración, Japon, NHK, Personajes, Personal, Publicidad, Tokyo, Trabajo | 7 comments

A veces siento que debo susurrar para no despertar del sueño en el que estoy viviendo… Pero ya no hace falta seguir susurrando… el sueño se ha convertido en realidad y puedo alzar la voz ^_______________^

En marzo de este año dejé de trabajar como profesora de Arte en la escuela japonesa (al principio me dolió, y mucho…) pero unos días después firmé un contrato de trabajo que nunca creí poder llegar a conseguir: un contrato de Ilustradora con NHK World. ¡¡¡Yeaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!!!

Sí, ahora no solo soy locutora y reportera de NHK, también soy ilustradora ^_________________^. Si todavía no habéis visto la nueva página web con mis dibujos, ¡¡¡aquí la tenéis!!! ^____^ También podréis ir encontrando dibujos en las entradas del blog del Buzón de Radio Japón. Además, ¡¡¡también estamos grabando vídeos muy divertidos!!! ^_________^

¿Os gusta la versión chibi de David Taranco y yo? Hice varios diseños de personajes y mis jefas eligieron esta ^___^

 

Me ha gustado dibujar desde siempre, pero nunca pensé que podría dedicarme profesionalmente a ello. Las comparaciones son odiosas, y, durante toda mi vida, no he podido evitar compararme con los dioses de este mundo (Masakazu Katsura, Wataru Yoshizumi, Pilarín Bayés, Adrián Valencia (a quien le debo un post ^___^), Mary Blair, Jeffrey Fulvimari, AriArtna (a quien le debo una entrevista entre varias cosas más…^___^), Nanzy Zhang…) así que me parecía que mis dibujos no valían nada… (T_T). Todavía pienso que no dibujo bien, pero tras años practicando y practicando sin cesar, es cierto que he mejorado mucho. Hay gente que tiene un don,pero los que no lo tenemos podemos mejorar. ¡¡¡Os lo aseguro!!!

Lo que ocurrió en mi caso es que a mis jefas les hacían gracia los monigotes que dibujaba en las notas que les dejaba en sus mesas, así que, cuando decidieron llevar a cabo el proyecto de la nueva web, me pidieron que realizara las ilustraciones ^___________________________^ No os podéis imaginar la alegría que me dio… Sé que hay 3000 millones de personas que dibujan mejor que yo y que podrían haber hecho esos dibujos mucho más bonitos, pero, por suerte o por casualidad, esta vez han sido los míos los elegidos. Y la enorme felicidad que siento por ello me ha hecho querer superarme de nuevo y no perder la esperanza de poder mejorar todavía más, hasta que llegue el día en el que me sienta orgullosa de mis propios dibujos.

Lo que quiero comunicaros con este post es que nunca dejéis de soñar ni de perseguir vuestros sueños. A veces las puertas se abren cuando uno menos se lo espera.

Mis padres nunca me apoyaron para dedicarme al mundo del arte, al contrario, siempre intentaron persuadirme con ideas muy negativas. Ni clases de dibujo, ni de pintura, ni de manualidades, ni de ballet, ni de música. Para ellos eso era una pérdida de tiempo. Crecí soñando con algún día dibujar, pintar, practicar ballet y tocar la guitarra eléctrica. No los critico, cada uno tiene su forma de ver la vida. Pero esta es la mía. Por eso ahora dibujo, pinto, practico ballet y la guitarra es mi asignatura pendiente.

No busquéis excusas, si os apasiona algo, hacedlo. Si deseáis algo de verdad, no dejéis de hacer todo lo posible para poder conseguirlo. Y lo conseguiréis… creedme… Poned vuestro corazón en todo lo que hagáis, y todo será posible.

¡¡¡Un mega abrazo!!!

Esther

P.D. Por cierto, ¿sabíais que tengo algunas postales en Etsy? Esta es mi tienda online ^_____^ .

 

“Thinking too much”, marker on croquis paper. La vida es simple, pero ella se la complica. Siempre se le ocurren opciones alternativas por si el plan principal fracasa. Intenta arreglar las cosas antes de que fallen. Por eso piensa demasiado. Porque pierde tiempo pensando en los problemas que todavía no existen, o nunca llegarán a existir. Piensa tanto que sus pensamientos cobran vida… Si tan sólo empezase a pensar al revés… ¡cuántas cosas cambiarían!

 

 

Read More

“Planet of the cats”, by Itou Takashi

Posted on Jan 26, 2014 in Arte, Cultura, Japon, Museos, Terremoto y tsunami, Tokyo | 2 comments

Tras el  desastre que desencadenó el tsunami en la central nuclear de Fukushima, los problemas de radiación han ido aumentando y disminuyendo durante estos casi 3 años transcurridos desde ese terrible 11 de marzo.

A pesar de que el gobierno actuó con rapidez y se dieron soluciones inmediatas a muchos asuntos, como arreglar las carreteras, proveer techo a las personas que se habían quedado sin casa y evitar que la central nuclear saltara por los aires, hay muchas cosas sin resolver, problemas derivados y preguntas sin respuestas.

El pueblo japonés se caracteriza por su alma pacífica, su paciencia e interiorización de sus sentimientos. Debido a este tipo de naturaleza, las protestas públicas por las situaciones vividas hasta ahora han sido bien pocas. Los japoneses prefieren escribir cartas a Tepco (la compañía eléctrica al mando de las centrales nucleares) o comentar anónimante en foros, twitter y otros lugares de la red. Siempre hay excepciones, claro, y en este caso, me parecen buenas. Protestar por lo que no es justo, por lo que es malo, por lo que hay que mejorar, me parece una acción muy positiva.

Read More

El arte japonés del origami (+ Concurso)

Posted on Dec 17, 2013 in Arte, Cultura, España, Japon, Museos, Papelería, Tokyo | 3 comments

El origami o papiroflexia, es un arte tradicional japonés que consiste en doblar hojas de papel para formar esculturas, sin cortar o pegar el papel.

Sus orígenes en Japón se remontan a la época Heian, (794 – 1185), igual que en China, y después llegó a Alemania, Italia y España, sobre el 1400. A partir de ese momento ya se empezó a extender por multitud de países.

El origami en Japón se usa como entretenimiento para los niños desde edades muy tempranas. A pesar de que con 2 ó 3 años de edad sean incapaces de realizar figuras, se les da hojas de papel origami (llamadas chiyogami) para que las doblen como puedan y desarrollen su capacidad coordinadora manos-ojos. Los padres y los profesores suelen realizar varias figuritas de papel para entretener a los niños, aunque muchas veces disfrutan tanto o más que ellos.

También suelen ser un gran pasatiempo en las residencias de ancianos, ya que les ayuda a mantenerse activos física y mentalmente. El practicar origami, al igual que las matemáticas, estimula nuestro cerebro fortaleciendo las conexiones neuronales. Incluso se ha llegado a usar como terapia de rehabilitación en personas con lesiones cerebrales tales como derrames. Por lo que podemos decir que el practicar origami es muy beneficioso para nuestra salud, especialmente para nuestro cerebro.

Read More