Acabo de ver un programa de TV en la NHK y estoy que me subo por las paredes por no haber estado en ese debate y dar mi opinión… Así que para quedarme a gusto y expresar lo que yo pienso he decidido escribir un post XDDD

El trabajo en Japón, un tema peliagudo que no he tocado demasiado ni siquiera en mi antiguo blog….

Como tod@s habréis oído alguna vez, Japón es famoso por ser un país en el que la gente trabaja agotadoramente, tiene que ir a beber con sus jefes y compañeros de trabajo al terminar la jornada, tiene muy poco tiempo libre y no pasa mucho tiempo con su familia o amigos. Eso es muy cierto, pero depende del tipo de trabajo que se realice. Y lo mejor de todo es que los tiempos están cambiando, y yo lo estoy viendo también escuchando hablar a la gente que hay en ese debate.

En países como España o América o otros países occidentales nos parecen auténticas barbaridades las costumbres laborales de Japón. O las costumbres que antes habían y empiezan a perderse (en mi punto de vista, gracias a Dios…). Antes (y todavía en muchas empresas) se trabajaba desde las 8 o 9 de la mañana hasta la hora del último tren en la noche, las 12 o la 1 de la madrugada. Desde las 6 o 7 de la tarde las horas extras (zangio) se cobran más caras, con lo que finalmente el sueldo total es bastante alto. En muchas empresas, al terminar la jornada laboral, los trabajadores tienen que ir a beber con sus jefes o compañeros de trabajo.  A eso se le llama “nominication” como una medio broma, aunque el nombre real es “nomikai”. “Nomu” o “nomimasu” significa beber. “Nominication” significa comunicarse (del inglés comunication) bebiendo (del japonés nomimasu). Aunque es  verdad que en esos momentos se hablan y resuelven muchos temas sobre la empresa, la mayoría de las veces los nomikai son solo para quitarse el estrés bebiendo o  para mantener las buenas relaciones dentro de la empresa…

El debate se ha organizado cuando después de realizar una encuesta en Japón sólo el 25% de la población ha dicho que desea comprar un coche, mientras que hace 10 años era el 56%. Sólo un bajo porcentaje de los jóvenes tiene interés es gastar su dinero bebiendo alcohol (hace 10 años era la mayoría) y casi la mitad de la población menor de 21 años ha dicho que no está ahorrando para comprar algo que desee porque no desea comprar nada. El 71% de la población entre 21 y 30 años ha dicho que lo que más desea hacer al terminar la jornada laboral es volver a casa.

Varios jóvenes del debate dicen (cosa muy normal para los occidentales) que el dinero no es todo en la vida. Que sólo con dinero no pueden ser felices. Por eso prefieren ganar menos y tener más tiempo libre o prefieren trabajar en algo que realmente les guste aunque no puedan ganar tanto. Algunos llegan al extremo de decir que si su trabajo les gusta (diseñadores web, músicos, artistas…) no les importa ganar sólo el dinero necesario para pagar el alquiler, las facturas, la comida y las cosas totalmente imprescindibles aunque no tengan dinero para salir. Algunos dicen que si en un día sólo se trabaja y no se dedica parte del tiempo a las aficciones o a hacer algo que a uno le guste, la vida no tiene sentido. Otros dicen que quieren volver a casa pronto y no quieren ir de nomikai con sus compañeros pq si vuelven pronto pueden tener más tiempo para ellos mismos: internet, videojuegos, películas, aprender algo, bañarse tranquilamente, cocinar las comidas que les apetezcan… etc. etc. etc.

Las personas en el debate entre los 40 y 60 años aproximádamente tenían muy diferentes puntos de vista sobre la opinión de los jóvenes. Algunos dicen que los jóvenes de ahora son débiles y vagos, y no quieren esforzarse por trabajar.  (Aunque eso pueda ser verdad en algunos casos, pq siendo profesora puedo ver muy fácil que cada vez los estudiantes parece que se esfuercen menos, no me parece que esa afirmación sea cierta. Cuando Japón se estaba levantando de la guerra no quedaba más remedio que trabajar duro. Después, con los buenos tiempos que vinieron y la burbuja económica, todo el mundo se esforzaba por tener dinero porque no lo habían tenido antes, pero ahora los jóvenes ven que no todo en la vida es tener dinero… hay otras cosas mucho más importantes. De hecho, ¿para qué sirve tener mucho dinero si no hay tiempo para gastarlo ni pasarlo con las personas a las que se quieren?). Otros decían que envidiaban a los jóvenes por esa manera de pensar, porque ellos no tuvieron otra alternativa que trabajar muy duro y aunque ahora tengan mucho dinero, no fueron felices durante los mejores años de su vida. La mayoría estaban preocupados por lo que puede ocurrir en el futuro en la economía japonesa si los jóvenes no quieren trabajar tanto como las personas de este rango de edad estan haciendo. Es cierto que Japón pudo salir adelante de la guerra por el esfuerzo de todos los japoneses. Pero yo también creo que si los jóvenes no trabajan tantas horas también hay posibilidad de que los puestos de trabajo aumenten y más personas que lo deseen (extranjeros, amas de casa, personas que han sido despedidas…) tengan acceso al mundo laboral más fácilmente. Y además, recordemos que lo importante en el trabajo es LA CALIDAD, no la cantidad. 

Happy worker = better work

¿De qué sirve el dinero sin ser feliz?, ¿porqué malgastar el dinero en inútiles nomikai cuando lo que de verdad está en el corazón es compartir tiempo con la familia, amigos o dedicarlo a un hobby? A mi me parece que por culpa de tantos nomikai y no pasar tiempo con la familia, en las generaciones que ahora tienen 40-60 años la relación esposo-esposa, padre-hijos se deteriora y por eso se pierde el amor en las familias y los esposos y padres ya no se sienten a gusto en la casa y por eso no tienen ninguna prisa por volver y usan su tiempo en los nomikai porque no tienen NADA más…

En cambio los jóvenes piensan más en sí mismos y en el vacío que ellos sientieron con sus padres y no quieren repetir los mismos errores. Aunque crecieron con mucho dinero, les faltó el amor y el cariño, la atención y el compartir buenos momentos…

Mi opinión, personalmente, es que se debe trabajar poniendo el corazón y comprometiéndose. Pero la empresa no debe molestar la vida privada del trabajador. De ese modo, el trabajador es más feliz y rinde más. Si vuelve a casa más pronto tiene tiempo para dedicarlo a aficciones personales, familia y amigos, con lo que se refresca y al día siguiente vuelve feliz y con energía al trabajo, por lo que puede rendir más y beneficiar a la empresa. NO QUIERO QUE LOS JÓVENES NO SE ESFUERCEN, por supuesto, deben esforzarse, y mucho. Pero no dedicar el 100% de su tiempo, esfuerzo, dinero y vida al trabajo ni a sus compañeros de trabajo o jefes. HAY QUE GUARDAR UN EQUILIBRIO para mantener la economía del país alta y no enfermar psicológicamente.

Las horas extra (zangio) es algo muy relativo. Muchas veces las personas que hacen horas extras las hacen solo porque su jefe está allí o otros trabajadores están allí y  no es de buena educación marcharse primero, pero lo único que están haciendo ES JUGAR CON EL ORDENADOR. NO ESTAN TRABAJANDO. Eso es muy malo porque hace perder dinero a la empresa (al tener que pagar las horas extra innecesariamente) y el trabajador se agobia y no es feliz, con lo que al día siguiente vuelve al trabajo con una mala disposición. En cuanto a las personas que realmente hacen horas extras porque tienen demasiado trabajo (como mi queridísima amiga ichigoichie) y necesitan acabarlo no puedo decir nada… ¡¡¡al menos en muchas empresas en Japón te pagan las horas extra!!! Cuando yo estaba en Barcelona, tuve que hacer muuuuuuuchas horas extra (igual que muchos de vosotr@s) y ni siquiera mi jefe me dio las gracias NUNCA…

En fín, para tod@s nosotr@s nos parece normal pensar que no todo en la vida es dinero ni trabajar, pero eso es algo que AHORA se empieza a pensar en Japón.

Una de las cosas que me encantaría algún día sería tener mi propia empresa en Japón. Trabajaría muy duro, por supuesto, pero con equilibrio, porque aunque el dinero y el trabajo son importantes, el amor y la amistad lo són más todavía.

Mil besos, desde el fondo de mi corazón.

P.D. No todas las empresas son iguales, no todos los japoneses son iguales. Este post muestra la información del programa de TV y mi opinión personal basada en más de 5 años y medio viviendo en Japón, sin ánimo de ofender a nadie.