¡Hola a todos!, ¿Cómo estáis?

Yo estoy descansando durante el último día de la Golden Week, la Semana Dorada en Japón en la que tenemos varios festivos nacionales juntos. Si queréis saber más información al respecto no dejéis de escuchar el programa del Buzón de Radio Japón que mi compañero David y yo transmitimos ayer en la emisora internacional de NHK.

Hoy quiero hablaros sobre ordenar la casa. A mí me encanta ordenar cuando tengo el espacio indicado para cada cosa. No es fácil mantener una casa perfectamente ordenada si no se cuenta con los lugares de almacenamiento adecuados. A pesar de estar viviendo en mi actual casa desde hace 3 años, todavía quedan muchos flecos que recortar. Pero como yo soy muy exigente y de ideas muy concretas a la hora de decorar la casa, el tema va despacio.

Uno de mis dolores de cabeza era ordenar mis bufandas y foulards. Las bufandas de invierno las tengo en otro lugar, pero los foulares, o pañuelos para el cuello, se encontraban en el colgador de la entrada y se veían muy desordenadas.

Todos los foulares amontonados en el colgador se ven feos y desordenados, además de que para buscar el que quiero usar ese día no es fácil.